Miguel Hernández – Aceituneros

De entre el completo poemario hernandiano hoy quisiera recordar su memoria con este poema para conmemorar el centenario de su nacimiento, podría haber elegido cualquiera, pues tiene muchos y muy buenos, pero este tiene una especial significación, también porque fue el primero que leí de él. Considerado como un poeta tardío de la generación del 27, su estilo único será siempre inmortal, como él. Aquí un canto a la clase trabajadora, que aún hoy tiene vigencia. Fue escrito en el frente, en el 37, en Jaén. ¿Cómo no enamorarse de un experto en lunas? Gracias Miguel.

Como un sendero me iré y no acabaré de irme.

Aceituneros

Andaluces de Jaén
Aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién,
quién levantó los olivos?

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.

Unidos al agua pura,
y a los planetas unidos,
los tres dieron la hermosura
de los troncos retorcidos.

Levántante, olivo cano,
dijeron al pie del viento.
Y el olivo alzó una mano
poderosa de cimiento.

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién
amamantó los olivos?

Vuestra sangre, vuestra vida,
no la del explotador
que se enriqueció en la herida
generosa del sudor.

No la del terrateniente
que os sepultó en la pobreza,
que os pisoteó la frente,
que os redujo la cabeza.

Arboles que vuestro afán
consagró al centro del día
eran principio de un pan
que sólo el otro comía.

¡Cuántos siglos de aceituna,
los pies y las manos presos,
sol a sol y luna a luna,
pesan sobre vuestros huesos!

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
pregunta mi alma: ¿de quién ,
de quién son estos olivos?

Jaén, levantante brava
sobre tus piedras lunares,
no vayas a ser esclava
con todos tus olivares.

Dentro de la claridad
del aceite y sus aromas,
indican tu libertad
la libertad de tus lomas.

Un Saludo.

Anuncios

Tiempo para nada

Hoy me he dado cuenta sin querer de que hace exactamente cinco años que comencé una pequeña locura, una ida de olla en toda regla, algo que me ha tenido ocupado durante todo este tiempo, un pequeño gran proyecto al que por épocas le he dedicado más tiempo, y por otras mi pasotismo ha sido absoluto durante meses, da la casulalidad de que precisamente ahora estoy en una de esas épocas de intensa actividad podríamos decir. Son muchas las horas que he invertido en algo que no sé muy bien hacía donde me lleva, ni qué puedo sacar de ello, no sé si a veces me pierdo en el bosque, me sumerjo en algo y no consigo ver más allá. No sé si todo este tiempo ha valido de algo, o si todo el trabajo realizado ni si siquiera me satisfará en su resultado final.

A veces empleamos mucho tiempo para nada en cosas que luego no nos dan los frutos que pretendemos, y no es fácil alejarse y ver todo en conjunto una vez estás inmerso en ello. Lo que si sé es que lo hago para mí, y porque yo quiero, sin ninguna otra mira.

El progreso que lleva como decía es muy lento, y es que en realidad soy un caso a estudiar, la irregularidad como ya decía es mi principal problema, y es crónico. Sea como fuere, ese lento progreso aún me sigue entusiasmando, igual o más que el primer día, y ver como va cogiendo forma poco a poco me reconforta.

Por esos cinco años de dedicación, por su recuerdo y por la expresión de mi imaginación va esta entrada.

¡Vamos,  ya queda menos!

Un Saludo.

Ha muerto Steve Lee

R.I.P. Steve Lee (Gotthard)

Otra vez la mala suerte, esa que nos persigue en este horrible 2010, otra fatídica noticia esta vez:  Steve Lee ha muerto, a los 47 años nos deja el que fuera cantante de la banda Suiza de HardrRock Gotthard. En el mundo del Rock volvemos a estar de luto otra vez, la muerte no nos deja en paz. Otra gran personalidad que nos deja, una voz inigualable, un personaje irrepetible, el gran Steve, siempre nos quedará su música.

El cantante suizo se dejó la vida ayer 5 de Octubre en un accidente de tráfico cerca de Las Vegas, cuando cumplía su sueño de recorrer en Harley Davidson los Estados Unidos de América, algo que no había podido cumplir debido a sus compromisos musicales. Steve Lee abandonó la autopista, a poco más de 100km de Las Vegas, el motivo, la fuerte lluvia que en esos momentos caía en el estado de Nevada. Cuando se disponían a cambiarse la ropa por una especial para lluvia, un tráiler perdió el control y fue a parar contra una de las motos, que despedida por el impacto arrolló a Lee y acabó con su vida de forma instantánea. El bajista del grupo Marc Lynn y la novia del cantante resultaron heridos, y el resto de acompañantes salieron ilesos.

Lamento profundamente su pérdida, aún recuerdo perfectamente sus gestos en su penúltimo conciertazo en madrid, al cual tuve la suerte de asistir, y es que no solo era una gran voz, su carisma y su personalidad en lo alto del escenario le hacian alguien especial, y no exagero al decir que es de los músicos que más me han hecho disfrutar y sentir en un concierto. Gracias por todo Steve.

Hoy su voz y su música no dejan de sonar en su honor. Una vida, un alma.

Gotthard – One life, one soul

Descansa en paz Steve, ya eras grande, ahora eres leyenda.

The devil’s blood – Christ or cocaine

Hedonistic fire in the dead of night
I gave my soul away…

Se trata de una de las últimas incorporaciones al repertorio musical de mi cabeza: The devil’s blood, grupo holandés que el pasado 2009 sacó al mercado su primer disco, un sobresaliente “The time of no time evermore” que recomiendo encarecidamente. Su propuesta es un Rock psicodélico con toques de Doom metal con una clara inspiración setentera, y de muy buen gusto por cierto, en ocasiones recuerdan a los mejores Black Sabbath. Sus letras y puesta en escena son de inpiración satánica y la verdad es que no tienen desperdicio. Apuesto porque este grupo que ahora está empezando dará mucho que hablar en el futuro, calidad tiene de sobra. La canción que quisiera recomedar es “Christ or cocaine” que ultimamente escucho mucho, su virtud es sonar antigua y fresca a la vez, desde que la oí me cautivó y no es para menos, sus imponentes riffs, la excelente caldidad técnica del solo de guitarra, y todo ese halo que recubre a la canción la hacen magnífica. Porque al fin y al cabo Cristo y la Cocaína no se diferencian tanto ¿no? ambos provocan estados alterados conciencia.

I see a tunnel at the end of the light
And it’s driving me insane
Just tell me If I’m wrong or I’m right
And if it’s Christ or cocaine

The devil’s blood – Christ or cocaine
Para escuchar haz click aquí.

Un Saludo.