Walt Whitman – 3 (Canto de mí mismo)

Es la segunda vez que leo Canto de mi mismo de Walt Whitman, ese genio norteamericano, que muchas veces da la sensación de haber sido infravalorado (al menos en el ámbito europeo). Y no me cabe duda  de que su  poesía es una poesía de libertad, una poesía libre, capaz de transmitir cosas únicas. Whitman fue un genio capaz de reinventar la poesía, una ísla en su siglo dicen (el XIX), alguien capaz de crear una poesía pura y noble, sin lastres. Un verdadero amante de la naturaleza, de lo puro y lo sencillo, de la humanidad, se descubre como exaltador del yo y de la comunión del ser humano con los seres vivos. Su poesía rebosa sencillez y humanidad, refleja vida. Quisiera poner aquí una pequeña muestra de su obra, este es el poema con el número 3 del conjunto de poemas Canto de mí mismo, quizá el más importante de toda su obra lírica: Hojas de hierba.

3 (Canto de mí mismo)

He oído cuanto los charlatanes decían, el cuento del principio y del fin,
mas yo no hablo del principio o del fín.

Jamás hubo otro comienzo que ahora,
ni más juventud o edad que ahora,
ni habrá jamás otra perfección que ahora,
ni más cielo o infierno que ahora.

Impulso, impulso, impulso,
siempre el procreador impulso del mundo.

De la penumbra avanzan contrarios iguales, siempre substancia e incremento, siempre sexo,
siempre un entramado de indentidad, siempre diferenciación siempre engendramiento de vida.

Elaborar resulta vano -instruidos e incultos asi lo sienten-.

Seguros como la más segura certidumbre, aprlomados en montantes, bien trabados, apuntalados en las vigas, vigorosos como un caballo, afectivos, altivos, eléctricos,
yo y este misterio, aquí estamos en pie.

Limpia y dulce es mi alma, y limpio y dulce es todo cuanto no es mi alma.

Faltan los dos si uno falta, y lo invisible prueba lo visible,
hasta que éste se torne invisible y a su vez sea probado.

Mostrando lo mejor y separándolo de lo peor, una edad humilla a otra,
conociendo la perfecta exactitud y ecuanimidad de las cosas, mientras ellas discuten yo guardo silencio, y voy a bañarme y admirarme a mí mismo.

Bienvenido sea cada órgano, cada atributo mío, y los de cualquier hombre sincero y limpio.
Ni una pulgada o partícula de pulgada es vil, y ninguna ha de ser menos familiar que el resto.

Estoy satisfecho, veo, danzo, río, canto;
cuando el compañero de lecho, que me abraza y ama,
duerme a mi lado toda la noche y se retira al apuntar el alba con pasos furtivos dejándome cestillos cubiertos de blancos paños que llenan la casa con su abundancia,
¿he de posponer mi aceptación y realización, y gritar a mis ojos que cesen de seguir escrutando arriba y abajo el camino, y al punto calculen y me muestren hasta el céntimo exáctamente el valor de uno y exáctamente el valor de dos, y cuál de ellos vale más?

————————————–

Es un pena que la vida no nos deje más tiempo para poder disfrutar de estas cosas, del simple hecho de poder sentarse tranquilamente durante horas a poder leer un buen libro de poesía, o a degustar un buen disco de música, sin nada más que hacer entremanos, o ambas cosas a la vez. En mi caso siempre quedan pendientes este tipo de cosas, y creo sinceramente que la formación y el crecimiento del gusto cultural de una persona viene en ocasiones ajeno a lo que se enseña académicamente, y sobretodo en lo que se refiere a lo que la sociedad y estos días tan extraños nos pueden ofrecen. Ojalá todo fuera distinto.

Un Saludo.

Anuncios

Guerra de Libia: Occidente juez de todo

Hoy nos levantábamos con una certeza: estamos en guerra. La intervención bajo supervisión de la ONU de fuezas internacionales en pro de la defensa de los civiles libios nos anuncia lo que es ya una realidad: la guerra de Libia.

Visto así puede parecer bastante simple, pero si algo han aprendido en estos últimos años los poderes imperialistas en defensa de sus intereses económicos, eso ha sido a manipular mejor, a mentir y a no jugársela desnudos ante la opinión pública. Y es que lamentablemente para ellos hoy en día una guerra sigue teniendo muy mala prensa, hay que saber allanar el camino convenientemente, y para eso precisamente también ha servido la guerra de Irak, para aprender a como montar una guerra y encima parecer héroes sin que la opinión pública se tire al cuello.

La guerra en Libia es legal, así lo dice la resolución 1973 de la ONU del pasado 17 de Marzo, aprobada, da la sensación, poco menos que a la carrera. Este es un punto en el que difiere y mucho de la guerra unilateral y yomeloguisoyomelocomo de Irak, aquella que empezó en 2003 (con una increíble oposición de la opinión pública hay que recordar) llevada a cabo por el trío de las azores: Bush, Aznar y Blair. La guerra de Irak (la segunda) fue en teoría una cruzada contra el terrorismo, y para encontrar las famosas armas de destrucción masiva (esas que ya se ha demostrado que no había). Nada más lejos de la realidad, el motivo estaba claro y ya todos los sabemos: derrocar el régimen de Sadam Hussein, e inmiscuyéndose en asuntos ajenos, favorecer la colocación de un gobierno más maleable por occidente y acceder así de mejor manera a los recursos petrolíferos de este país.  Las secuelas también son de sobra conocidas, el trío de las azores recibió uno a uno y más tarde o más temprano las consecuencias a modo de revés político.

La guerra en Libia por su parte no dista demasiado en cuanto su justificación ideológica o política de aquella. Sin embargo como decía, y para no tener que hacer frente a aquella oposición de la socidad, aquí se ha aprendido. Aquí se esgrime como argumento principal (y ciertamente es algo importante) la defensa de la población civil en Libia, “quienes están siendo masacrados por el régimen tirano del coronel Muamar al-Gadafi aunque si bien es cierto, los medios de comunicación de masas creo no han sido del todo claros en este aspecto. De hecho es llamativo como antes de que el torrente de información se desviase bruscamente hacía Japón, los rebeldes líbios estaban ganando el conflicto, avanzando y acercándose a las puertas de Trípoli, después de lo de Japón, se habian cambiado las tornas y era Gadafi quien cercaba Bengasi, la ciudad más importante en manos de los rebeldes.

Si el conflicto libio es una guerra civil interna, qué pinta entonces ahí la coalición internacional ¿no era esta otra revuelta árabe más, que seguía un patrón similar a las de Túnez, Egipto o Bahrein? o al menos eso es lo que han querido hacernos ver durante los últimos días. Entonces por qué esta es diferente ¿por qué requiere de una intervención militar y las demás no?. Si damos por bueno lo que se está diciendo en los medios de comunicación, el régimen libio está comentiendo crímenes de lesa humanidad contra la población civil, y en teoría, lo que va a posibilitar esta invasión (que es lo que es) es establecer un espacio de exclusión aéra para equilibrar las fuerzas entre rebeldes libios y el régimen de Gadafi. Ahora me pregunto ¿está justificada entonces la intervención internacional en Libia? no será más bien otra justificación para intervenir donde no nos llaman, derrocar al régimen libio y poder así defender mejor los intereses económicos de occidente, algo similar a lo acontecido en Irak años atrás. O es que acaso no importa igualmente como masacra en posición ventajosa Israel a Palestina, acaso no importa lo que ocurre en Bahrein o lo que ocurre en el Sahara Occidental ¿esa gente no merecería también equilibrar las fuerzas en sus conflictos internos? sigo preguntándome porque occidente sigue creyéndose juez de todo, quizá sea que esos conflictos no interesan de la misma forma.

Por otra parte los dirigentes occidentales vuelven a demostrar que su nivel de  hipocresía no tiene límites, ahora en guerra contra el régimen libio, mientras no hace tanto Gadafi era recibido con todos los honores que corresponden a cualquier dirigente legítimo de cualquier nación en  gran parte de los paises occidentales, esos mismos que hoy bombardean territorio libio. A mi no queda del todo claro, o entonces no era tan bueno o ahora no es tan malo, o mejor quizá ahora interese que sea poco menos que una reencarnación del diablo mismo, el nuevo Hussein vaya. Recordermos no en vano que España lleva vendiendo armas a Gadafi desde hace un tiempo, en 2008 sin ir más lejos se firmó un gran acuerdo para la venta de armas al país libio. Zapatero vuelve a retratarse una vez más ¿qué clase de democracía es esta en la que se acude a una guerra sin pasar antes por el congreso?.

Por todo ello hay que ser consecuentes, y volver a decir NO A LA GUERRA, no a ninguna guerra imperialista, no a la intervención extranjera en Libia, no a la manipulación mediática, no al imperialismo occidental.

Un Saludo.

Ha muerto Steve Lee

R.I.P. Steve Lee (Gotthard)

Otra vez la mala suerte, esa que nos persigue en este horrible 2010, otra fatídica noticia esta vez:  Steve Lee ha muerto, a los 47 años nos deja el que fuera cantante de la banda Suiza de HardrRock Gotthard. En el mundo del Rock volvemos a estar de luto otra vez, la muerte no nos deja en paz. Otra gran personalidad que nos deja, una voz inigualable, un personaje irrepetible, el gran Steve, siempre nos quedará su música.

El cantante suizo se dejó la vida ayer 5 de Octubre en un accidente de tráfico cerca de Las Vegas, cuando cumplía su sueño de recorrer en Harley Davidson los Estados Unidos de América, algo que no había podido cumplir debido a sus compromisos musicales. Steve Lee abandonó la autopista, a poco más de 100km de Las Vegas, el motivo, la fuerte lluvia que en esos momentos caía en el estado de Nevada. Cuando se disponían a cambiarse la ropa por una especial para lluvia, un tráiler perdió el control y fue a parar contra una de las motos, que despedida por el impacto arrolló a Lee y acabó con su vida de forma instantánea. El bajista del grupo Marc Lynn y la novia del cantante resultaron heridos, y el resto de acompañantes salieron ilesos.

Lamento profundamente su pérdida, aún recuerdo perfectamente sus gestos en su penúltimo conciertazo en madrid, al cual tuve la suerte de asistir, y es que no solo era una gran voz, su carisma y su personalidad en lo alto del escenario le hacian alguien especial, y no exagero al decir que es de los músicos que más me han hecho disfrutar y sentir en un concierto. Gracias por todo Steve.

Hoy su voz y su música no dejan de sonar en su honor. Una vida, un alma.

Gotthard – One life, one soul

Descansa en paz Steve, ya eras grande, ahora eres leyenda.