Guerra de Libia: Occidente juez de todo

Hoy nos levantábamos con una certeza: estamos en guerra. La intervención bajo supervisión de la ONU de fuezas internacionales en pro de la defensa de los civiles libios nos anuncia lo que es ya una realidad: la guerra de Libia.

Visto así puede parecer bastante simple, pero si algo han aprendido en estos últimos años los poderes imperialistas en defensa de sus intereses económicos, eso ha sido a manipular mejor, a mentir y a no jugársela desnudos ante la opinión pública. Y es que lamentablemente para ellos hoy en día una guerra sigue teniendo muy mala prensa, hay que saber allanar el camino convenientemente, y para eso precisamente también ha servido la guerra de Irak, para aprender a como montar una guerra y encima parecer héroes sin que la opinión pública se tire al cuello.

La guerra en Libia es legal, así lo dice la resolución 1973 de la ONU del pasado 17 de Marzo, aprobada, da la sensación, poco menos que a la carrera. Este es un punto en el que difiere y mucho de la guerra unilateral y yomeloguisoyomelocomo de Irak, aquella que empezó en 2003 (con una increíble oposición de la opinión pública hay que recordar) llevada a cabo por el trío de las azores: Bush, Aznar y Blair. La guerra de Irak (la segunda) fue en teoría una cruzada contra el terrorismo, y para encontrar las famosas armas de destrucción masiva (esas que ya se ha demostrado que no había). Nada más lejos de la realidad, el motivo estaba claro y ya todos los sabemos: derrocar el régimen de Sadam Hussein, e inmiscuyéndose en asuntos ajenos, favorecer la colocación de un gobierno más maleable por occidente y acceder así de mejor manera a los recursos petrolíferos de este país.  Las secuelas también son de sobra conocidas, el trío de las azores recibió uno a uno y más tarde o más temprano las consecuencias a modo de revés político.

La guerra en Libia por su parte no dista demasiado en cuanto su justificación ideológica o política de aquella. Sin embargo como decía, y para no tener que hacer frente a aquella oposición de la socidad, aquí se ha aprendido. Aquí se esgrime como argumento principal (y ciertamente es algo importante) la defensa de la población civil en Libia, “quienes están siendo masacrados por el régimen tirano del coronel Muamar al-Gadafi aunque si bien es cierto, los medios de comunicación de masas creo no han sido del todo claros en este aspecto. De hecho es llamativo como antes de que el torrente de información se desviase bruscamente hacía Japón, los rebeldes líbios estaban ganando el conflicto, avanzando y acercándose a las puertas de Trípoli, después de lo de Japón, se habian cambiado las tornas y era Gadafi quien cercaba Bengasi, la ciudad más importante en manos de los rebeldes.

Si el conflicto libio es una guerra civil interna, qué pinta entonces ahí la coalición internacional ¿no era esta otra revuelta árabe más, que seguía un patrón similar a las de Túnez, Egipto o Bahrein? o al menos eso es lo que han querido hacernos ver durante los últimos días. Entonces por qué esta es diferente ¿por qué requiere de una intervención militar y las demás no?. Si damos por bueno lo que se está diciendo en los medios de comunicación, el régimen libio está comentiendo crímenes de lesa humanidad contra la población civil, y en teoría, lo que va a posibilitar esta invasión (que es lo que es) es establecer un espacio de exclusión aéra para equilibrar las fuerzas entre rebeldes libios y el régimen de Gadafi. Ahora me pregunto ¿está justificada entonces la intervención internacional en Libia? no será más bien otra justificación para intervenir donde no nos llaman, derrocar al régimen libio y poder así defender mejor los intereses económicos de occidente, algo similar a lo acontecido en Irak años atrás. O es que acaso no importa igualmente como masacra en posición ventajosa Israel a Palestina, acaso no importa lo que ocurre en Bahrein o lo que ocurre en el Sahara Occidental ¿esa gente no merecería también equilibrar las fuerzas en sus conflictos internos? sigo preguntándome porque occidente sigue creyéndose juez de todo, quizá sea que esos conflictos no interesan de la misma forma.

Por otra parte los dirigentes occidentales vuelven a demostrar que su nivel de  hipocresía no tiene límites, ahora en guerra contra el régimen libio, mientras no hace tanto Gadafi era recibido con todos los honores que corresponden a cualquier dirigente legítimo de cualquier nación en  gran parte de los paises occidentales, esos mismos que hoy bombardean territorio libio. A mi no queda del todo claro, o entonces no era tan bueno o ahora no es tan malo, o mejor quizá ahora interese que sea poco menos que una reencarnación del diablo mismo, el nuevo Hussein vaya. Recordermos no en vano que España lleva vendiendo armas a Gadafi desde hace un tiempo, en 2008 sin ir más lejos se firmó un gran acuerdo para la venta de armas al país libio. Zapatero vuelve a retratarse una vez más ¿qué clase de democracía es esta en la que se acude a una guerra sin pasar antes por el congreso?.

Por todo ello hay que ser consecuentes, y volver a decir NO A LA GUERRA, no a ninguna guerra imperialista, no a la intervención extranjera en Libia, no a la manipulación mediática, no al imperialismo occidental.

Un Saludo.

Anuncios