Adiós 2011

…y bla bla blá… Despedimos como de costumbre, tal y como suelen hacer los cristianos según su calendario este año 2011, que bien podríamos haberlo despedido hace una semana, o dentro de tres días, o hace 2 meses, pero toca ahora. Este año que se va ha sido otro año malo más que sumar a la lista, aunque nos dio esperanzas sorprendentes e inesperadas que habrá que seguir explotando. 2011 nos ha enseñado mucho y nos ha demostrado que pese a todo hay que seguir luchando.

Al 2012 que aguarda, al igual que a este anterior ni le pido, ni espero nada, por contra si le ofrezco más lucha y combatibidad que nunca.

Feliz año nuevo.